verduras que engordan

Verduras que engordan: guía de platos a evitar

olemos tener la idea de que una dieta vegetariana nos va a hacer adelgazar. Sin embargo, no es así. De hecho, muchas dietas se basan en ingerir proteína animal para hacer funcionar el metabolismo más rápidamente. Otras, recomiendan tomar alimentos sustitutivos, como los batidos Herbalife. Pero no pretendemos criticar una dieta vegetariana, sino avisarte de aquellos platos que, por mucho que estén basados en ingredientes vegetales, no te van a hacer adelgazar. De hecho, es más que probable que te hagan engordar. Allá van:

Chips de verduras

¿Las has comido en alguna ocasión? Seguro que, como mínimo, las has visto en supermercados o te han ofrecido una muestra para que las probaras. La campaña de marketing fue acertada para sus objetivos: si las patatas fritas eran nocivas para la salud, le dieron la vuelta a la idea de las chips y vendieron otros vegetales fritos del mismo modo, pero añadiendo el concepto de “healthy”. Sin embargo, nada más lejos de la realidad: es exactamente lo mismo que las patatas chips de bolsa que queremos evitar para adelgazar.

Tempura de verduras

La tempura se prepara empanando los vegetales, que, en este caso, suelen ser zanahoria, berenjena, calabacín, pimiento… De por sí, estas verduras son muy sanas y te puede ayudar a bajar de peso. Sin embargo, al empanarlos, embadurnándolos en harina y friéndolos en aceite, producirán el efecto contrario.

Incluso aunque no te pases con la harina y tu tempura de verduras sólo tenga una fina capa crujiente, las calorías de las verduras habrán quedado multiplicadas por diez, como mínimo. ¿Merece la pena?

Batidos y zumos de verduras

Los supermercados con líneas de alimentación sana suelen tener este tipo de productos, que venden como si se tratasen de alimentos que te ayudarán a adelgazar. Y aunque sí es cierto que contarán con todos los nutrientes y fibra de los vegetales, también es verdad que no cuentan nada acerca de las calorías y los azúcares con los que han sido fabricados. Así pues, es posible que tomar estos zumos resulte equivalente a beber varios refrescos azucarados. Porque, piénsalo bien: ¿cómo iba a estar tan dulce y sabroso un zumo de remolacha o de alcachofa?

Sin embargo, si preparas tú mismo en casa estos zumos y batidos, adelante. Estarás consumiendo un producto realmente sano.

Ahora que sabes el truco, ¡no caigas en la trampa de las verduras que engordan!

 


Deja un comentario