¿Vale la pena invertir en coaching?

En un mundo donde el tiempo es dinero, los gerentes necesitan personas que puedan actuar de inmediato. Buscan empleados que ya tengan las habilidades, la competencia y la capacidad para trabajar con poca supervisión.

 

En combinación con los negocios y la tecnología en constante cambio, las empresas afirman que no hay tiempo para capacitar y entrenar a las personas de manera efectiva, pero quizá esto no es del todo cierto, y las asesoría fiscal en Barcelona suelen aconsejar que no se lleven estas prácticas.

 

Sin embargo, la idea de hacerlo más rápido, más inteligente y mejor entra en conflicto con una sociedad en constante transformación.

 

Las habilidades de hoy no son las habilidades del mañana. Una persona puede quedar obsoleta en 6-12 meses si no puede aceptar el cambio.

 

Dicho esto, uno de los mayores activos de un líder es la capacidad de adaptarse al cambio. ¿Por qué? Cuanto más fácil se transforma el líder, más rápido seguirá el resto de la empresa.

 

Cuando el liderazgo se transforma, se convierten en una gran estructura de apoyo y refuerzo para una nueva cultura corporativa, que a su vez afecta tanto al personal como a los gerentes.

 

Pero… ¿Qué es lo que se debe de valorar para tener un pensamiento positivo sobre el coaching?

 

  • Valora e incrementa la disposición de la empresa, es decir, orienta la necesidad de la empresa hacia el coach para tener referencia y mejora.

 

  • Emplea un método efectivo entre tu plantilla y sistema empresarial para que sea un éxito.

 

  • Establece un sistema de trabaja marcado y definido antes de realizar cualquier tipo de acción y guiate por los consejos del coaching.

 

  • Crea una evaluación desde el comienzo del coaching para hacer una estrategia de desarrollo talentosa y que se ciñan a los parámetros y valoraciones de la organización.

 

  • Tener la capacidad de unir el coaching  con la empresa como tal.

Deja un comentario