comer ejercicio

¿Sabes qué comer antes, durante y después de hacer ejercicio?

Estar en forma requiere tener una cierta disciplina y fuerza de voluntad, pero también requiere llevar a cabo una alimentación sana y adecuada a la actividad física que haces. Incluso, estar al día de productos que mantienen tus articulaciones en forma, como ostenil, por ejemplo. Al fin y al cabo, el organismo va perdiendo líquidos y nutrientes que se tienen que reponar con tal de mantener en equilibrio nuestra forma física.

Por ello, debemos planificar nuestras comidas para que los resultados conseguidos con el deporte sean los óptimos.

Antes del ejercicio

Los hidratos de carbono de absorción lenta, como el arroz, el pan, la pasta o las legumbres, nos aporta la energía que nos recarga los músculos y que nos ayuda a tardar lo máximo posible en agotarnos. Así, cuando empiece la carrera, y el cuerpo empiece a liberar hormonas catabólicas, como son la adrenalina, la noradrenalina, el glucagón y el cortisol, que se encargan de descomponer los alimentos, tardarán más en hacerlo, por lo que duraremos más en movimiento sin notar la fatiga.

Si le otorgamos al cuerpo los hidratos de carbono necesarios cuando toca, y más aún, si los escogemos en su forma integral, conseguiremos que evite utilizar las proteínas musculares como fuente de energía; así, el ejercicio reducirá el daño que le puede hacer a los músculos. Y esto se traduce en mantener la masa muscular.

Durante el ejercicio

Lo más recomendable es que bebas agua constantemente para evitar deshidratarte. También puedes optar por batidos con proteínas y carbohidratos, lo que te mantendrá la insulina alta y te asegurarás de que las células musculares reciban los nutrientes necesarios. Además, contribuirá a reducir la sensación de estrés gracias al descenso de los niveles de cortisol.

Después del ejercicio

Cuando hemos terminado con la actividad física por un día, debemos optar por una alimentación que contribuya a una buena recuperación. Por ello, los primeros 45 minutos después del ejercicio son muy importantes; se deben ingerir hidratos de carbono de absorción rápida, como plátano o frutos secos, y complementar con proteínas magras; por ejemplo, el pavo, soja, un lácteo bajo en soja… Todos ellos, nos ayudarán a facilitar la recuperación y minimizar el daño muscular.


Deja un comentario