defensor del asegurado

Qué puede hacer por ti el defensor del asegurado frente a una asegurdora

En el caso de que un aseguro se enfrente con algún tipo de inconformidad, queja, reclamación o situación parecida en lo relacionado a cualquier seguro que tenga contratado con una compañía, podrá intentar darle solución, primeramente con la aseguradora. Sin embargo, es muy probable que se tope con algún tipo de obstáculo que no le permita llegar a una solución a su problema.  En esas situaciones, es recomendable no darle muchas vueltas al asunto y buscar el apoyo del Defensor del Asegurado, a quién se puede contratar a través de diferentes maneras.

Si el seguro que se ha contratado ha sido a través de una correduría, sólo habrá que ponerse en contacto con ésta para que a su vez contacte al asegurado con el profesional que le brindará apoyo.  El defensor del asegurado es un profesional experto designado ya sea por la aseguradora, o uno contratado por el asegurado para darle solución a las reclamaciones que éste pueda tener, en caso de no encontrarse satisfecho con la indemnización recibida.

Cómo se procede en estos casos

El asegurado está en todo su derecho de no aceptar un pago si no está de acuerdo con la cantidad que la aseguradora le entregue.  Por lo general, las aseguradoras o corredurías, estipulan un valor máximo de indemnización con anterioridad, y esto queda estipulado en el contrato. El defensor del asegurado evalúa la reclamación, y si ésta se encuentra dentro del rango o en el límite previamente establecido, entonces la aseguradora debe hacer el pago inmediato al asegurado.

Aún si en primer lugar, el asegurado desea tratar directamente con la correduría, puede representar un beneficio, puesto que resulta en ahorro de tiempo y esfuerzos. Finalmente, no hay que perder de vista que los defensores del asegurado de las corredurías buscan llevar a buen término las demandas de sus clientes, teniendo como prioridad el bienestar del asegurado por encima del interés de la aseguradora. El defensor del asegurado se ocupa brindar un análisis minucioso a todos los aspectos claves e importantes de la reclamación interpuesta, para que las partes o medios involucrados lleguen a resultado que resulte satisfactorio para los mismos.

Es posible que se brinde soporte o incluya a los beneficiarios, a terceras partes si éstas se pueden ver perjudicadas, o a los titulares del seguro. El propósito de lo anterior, es que el Defensor del Asegurado sea quien se encargue de resolver cualquier hecho, o incidencia que tome lugar en la gestión del seguro, tanto mientras como luego de que se le otorgue la indemnización al asegurador o el beneficiario.


Deja un comentario