tienda de animales sant cugat proteger mascotas san juan

Cómo proteger a tu gato en San Juan

Se acerca la verbena de San Juan, en la que muchas personas disfrutan de tradiciones como la de tirar petardos. Sin embargo, los animales sufren especialmente en esta época, a causa de los ruidos inesperados y agresivos que resulta esto para ellos. Por este motivo, aumentan las visitas a cualquier tienda de animales Sant Cugat y otras ciudades, en busca productos como calmantes que puedan permitir que sus gatos -aunque también otros, como perros- pasen estas fechas con la mayor tranquilidad posible.

A continuación, te damos algunos consejos para rebajar el sufrimiento de tu gato en estos días:

Dentro de casa

Aunque es cada vez menos común, muchos gatos domésticos tienen acceso a salir de casa y pasear por los alrededores. Del mismo modo, otros salen a la terraza. Nosotros te recomendamos que los mantengas dentro del hogar mientras duren los petardos de San Juan, puesto que, en la calle, el susto será mayor. Además, lamentablemente, muchos animales han sufrido agresiones intencionadas la noche de San Juan.

Un refugio en casa

Un gato siempre debe tener un escondite en casa, un lugar en el que pueda encontrarse a salvo de cualquier mirada. En San Juan o en situaciones en las que vaya a haber mucho ruido -como la visita de amigos o familiares-, es recomendable situar comida, agua y una cama en este lugar. Aquí, se sentirá a salvo.

Un refugio muy sencillo consistiría, por ejemplo, en una caja de cartón. Puedes introducir su manta favorita y un juguete, así como una prenda de ropa que huela a ti, para contribuir a que esté lo más calmado posible.

Feromonas felinas

Puedes comprar en veterinarios y tiendas especializadas feromonas felinas que se liberan mediante un enchufe y crean olores familiares para los gatos que les resultan agradables. Deberías enchufar los dispositivos que las contienen unos días antes de la verbena, y retirarlos algunos días después.

No lo persigas

Si el gato se asusta y te dedicas a seguirlo por todos lados, sólo conseguirás que tenga más miedo. Deja que se calme solo o, como mucho, si no se esconde de ti, ofrécele alguna caricia y sus golosinas favoritas. Pero si está muy asustado, lo mejor que puedes hacer es dejarlo solo en su escondite.

Eso, sí: si es posible, quédate en casa, puesto que así podrás asegurarte de que todo va bien.


Deja un comentario