etiquetas dgt moto

La DGT muestra las etiquetas medioambientales para la moto

El 2016, la DGT implantó un sistema de etiquetas para distinguir los vehículos en función de su “amabilidad” con el medioambiente. Hasta ahora, un gran número de dueños de coches ya han recibido en su domicilio la su etiqueta pertinente, pero todavía no había llegado el momento de las motos. Hasta ahora.

Cualquier conductor de una moto sabe que necesita protecciones en su montura (como los que encuentra uno si pincha aquí), pero, dentro de muy poco, también necesitará tener esta etiqueta en un lugar visible.

Etiquetas para motos

La patronal ANESDOR ha estado negociando con la DGT la catalogación para que exista un cierto paralelismo con el método seguido para los coches. El criterio que se ha seguido, lo podremos saber en el BOE correspondiente.

Por el momento, sabemos que la etiqueta “Cero” irá para las motos eléctricas, a falta de híbridas que puedan recorrer más de 40 km. La “Eco”, se reservará para motos y ciclomotores híbridos, o que usen gas. Exacto: ahora mismo, ninguna. La “C” se la llevarán las motos de a partir del 2006, con homologación Euro 3 y Euro 4. Por su parte, la B será para las que tenían Euro 2, es decir, las que se hayan matriculado a partir del 2003.

De este modo, más del 50% de las motos quedan dentro del grupo considerado respetuoso con el medio ambiente.

Antes de 2003, se quedan sin etiqueta

Más o menos, el 44% de las motos se quedan sin etiqueta; son las previas al 2003. Esto hace que un coche diésel de hace más de 10 años queda catalogado “igual” que una moto de antes de dicha fecha, lo cual no parece objetivo ni justo, dado que las motos son ágiles y poco contaminantes de por sí.

Por otro lado, cabe destacar, también, el hecho de que ninguna moto sea considerada “Eco”, teniendo en cuenta que sí existen algunas en el mercado, como las últimas 125 e, o las 250 Euro 4, gozan de unos niveles de emisiones realmente bajos. Sin embargo, al no contar con una tecnología específica como sí tienen los coches híbridos o de gas, se considera que no merecen esta etiqueta, pese a que, como decíamos, las motos contaminan menos per se.


Deja un comentario