Consejos para personas con gastritis

 

La gastritis es una inflamación del revestimiento interno o mucosa del estómago. Cuando la sufres, sientes ardor de estómago, náuseas, indigestión abdominal… Incluso, puedes llegar a vomitar. Otros síntomas habituales son hipo, pérdida del apetito, sensación de distensión del abdomen, deposiciones negras, e incluso vómitos con sangre de color negro.

 

Para tratarla, hay que tener en cuenta la causa, aunque una dieta para gastritis puede ayudarte a controlarla.

 

Posibles causas de la irritación:

 

  • Exceso de consumo de alcohol.
  • Vómitos crónicos.
  • Determinados medicamentos, como antiinflamatorios y aspirina.
  • Exceso de secreción gástrico, que puede venir determinado por el estrés.
  • Ingestión de sustancias corrosivas o cáusticas.

 

Además, la gastritis puede ser puntual y aguda, o bien, crónica.

Consejos básicos

Para curar la gastritis, o aliviarla, hay que seguir una serie de pautas. Para empezar, debes tener muy en cuenta que es necesario que mastiques y tritures al máximo la comida antes de tragarla, pues esto ayudará a una mejor digestión y evitará que tu estómago necesite trabajar más de la cuenta.

 

También es adecuado que comas varias veces en pequeñas porciones. Así, si sólo haces 3 comidas al día, empieza a hacer 5, reduciendo cantidades: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

 

Asimismo, acude a tu médico para que te ayude a tratar esta dolencia tan molesta.

Sobre la alimentación

Cuando sufres gastritis, también es muy recomendable evitar ciertos alimentos que puedan contribuir a causarla o a empeorarla.

 

Por ejemplo, las comidas y bebidas a temperaturas extremas no van a ayudarte en absoluto, sino todo lo contrario. Del mismo modo, evita la pimienta, el pimiento molido, el vinagre o la mostaza. El alcohol, el café y el té también deberían estar prohibidos cuando sufras una gastritis.

 

Los alimentos que sí son recomendables en estas situaciones son los de cocciones sencillas (horno, hervidos, plancha, grill…), la pasta, el arroz, la patata, el pan blanco, verduras cocidas y sin piel, frutas cocidas -en compota y en conserva-, carnes magras, clara de huevo, pescados, quesos y lácteos siempre que sean desnatados, agua y bebidas sin cafeína… En cambio, la leche con lactosa deberías evitarla o consumirla con moderación.

 

Pero recuerda acudir a tu médico o a un especialista, pues será quien terminará de determinar qué necesitas para acabar con la gastritis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *