cascos motos andorra martimotos

Cascos de motos delicious de Candy Crush

 

El conocido juego Candy Crush es un vicio, nos giramos un momento en el tren o el autobús y encontramos a alguien pegado al teléfono moviendo caramelos de colores. Pues bien, si ver los caramelitos por las pantallas no fuera bastante, ahora el fenómeno Candy Crush llega a los cascos de motos.

 

La conocida firma española NZI ha llegado a un acuerdo y ha creado nuevas decoraciones con estilo Candy en sus cascos de motos. La firma se ha atrevido con un casco moto perfecto para los fans del conocido juego para dispositivos móviles, estamos hablando de miles y miles de jugadores. Ahora todos ellos podrán combinar su afición por las motos y su juego favorito.

Los diseños de Candy Crash se han aplicado sobre dos modelos de NZI, el Zeta y el Rolling, dos modelos de cascos abiertos estilo jet con colores muy vivos y alegres a los que no falta ni un solo detalle del juego. Dos cascos para no pasar desapercibido sea cual sea tu moto.

 

Uno de los modelos llamado Gameboard representa el tablero del juego conocido por todos en el que tienes que intentar combinar caramelos. Está disponible en varias tallas por un precio de 184 euros.

 

Por otro lado tenemos el diseño llamado X-Plosion. El nombre nos da una pista de que trata el casco; una explosión de caramelos y accesorios que salen disparados por todo el casco. Aplicado sobre el modelo Zeta, se trata de un casco más ligero y compacto que el anterior y su precio es de 144 euros.

 

Si eres fan de candy Crush y de los cascos chillones, no lo dudes más, toda persona de bien seguro que se girará para apreciar todos los colores y detalles de estos estupendos diseños.

 

Nos encantan los cascos que se salen de la norma, de verdad que es estupendo ver firmas y marcas que se atreven con diseños nuevos e innovadores. También nos gustan los cascos más clásicos con estética vintage, pero debemos reconocer que transmiten a la perfección el concepto Candy Crush. ¡Delicious!

 

Eso sí, no nos pasemos y no juegues al mítico juego mientras estás en la moto… ¿Nadie lo ha pensado verdad? Esperemos que no.


Deja un comentario