operacion-parpado

Blefaroplastia, la cirugía estética más demandada

El paso del tiempo nos va dejando a efectos y signos del envejecimiento en distintas partes del cuerpo. Y los ojos no son una excepción. Por ello, cada vez hay más personas que realizan búsquedas en Internet como “operación párpados” para eliminar las antiestéticas bolsas que aparecen en los ojos y que nos echan años encima. Al fin y al cabo, los ojos son una de las partes del cuerpo más expresivas de las que disponemos.

Según datos aportados por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secrep), la blefaroplastia es la cirugía estética más demandada a partir de los 45 años. Por lo tanto, no podemos negar el éxito que ha tenido y su alto nivel de implantación en los últimos años.

¿Quieres saber por qué?

Buenos resultados

El punto clave de su éxito es que funciona a las mil maravillas. De hecho, los expertos aseguran que sus efectos son de por vida.

La operación de párpados, ya sean los superiores o los inferiores, acaban con las bolsas que nos echan años encima y contribuyen a un gran rejuvenecimiento del rostro. También se elimina el exceso de piel, grasa y músculo que contribuye al efecto de envejecimiento y que hace parecer que la zona esté “caída”.

Intervención sencilla

Se realiza una pequeña incisión a nivel del surco superior, o por vía conjuntival, si hablamos de los párpados inferiores.

Mediante estas técnicas, se elimina el exceso de piel, grasa y músculo que nos da el aspecto envejecido que deseamos evitar.

La cirugía dura sólo entre media y una hora, y se trata de una operación ambulatoria. El paciente ni siquiera debe quedarse ingresado; a las horas de haber realizado la intervención, podrá marcharse a casa sin problemas.

Pocos y bajos riesgos

Por lo general, el postoperatorio de una blefaroplastia no presenta problemas más allá de la necesidad de aplicar frío y de la aparición de algunos moratones. De hecho, los riesgos consisten, básicamente en esto, por lo que hablamos de riesgos poco importantes y pasajeros.

Además, la anestesia que se emplea es local, y se infiltra en la zona a tratar. Esto tranquiliza a muchos pacientes que creen que tendrán que ser anestesiados de manera total y mediante inyección.


Deja un comentario